Qué panel solar elegir

¿Qué panel solar elegir?

El panel solar es una de las fuentes de energía renovables más utilizadas en la actualidad dada su relación coste/beneficio. De hecho, se estima que los paneles solares han podido descender de precio un 80% en los últimos seis años. Una realidad que poco a poco está consiguiendo que en España empecemos a apostar por este tipo de energía limpia y ahorrativa.

¿Qué es un panel solar?

Un panel solar, o módulo solar, es el dispositivo que se utiliza con el fin de aprovechar la energía solar.

En el caso del panel solar fotovoltaico, cuenta con un conjunto de células solares que convierten la luz en electricidad.

Las células solares tienen en su poder el efecto fotovoltaico necesario para absorber la energía del sol y hacer que la corriente eléctrica fluya entre dos capas cargadas en la dirección opuesta.

Tipos de panel solar

Aunque acabamos de hacer una definición de panel solar, debes saber que existen varios tipos de paneles, cada uno de ellos con unas funciones y una forma de funcionar diferente.

Dependiendo del tipo de placa solar, podremos disfrutar de unas u otras funciones como producir electricidad o calentar el agua.

De manera más general podemos diferenciar tres tipos de placas solares:

Paneles solares fotovoltaicos, paneles solares térmicos y paneles solares híbridos.

¿Cuáles son las diferencias entre colectores solares y paneles fotovoltaicos?

La denominación de panel solar puede emplearse tanto para hacer referencia a la energía solar fotovoltaica, como a la energía solar térmica. En este sentido, distinguimos entre colectores solares y paneles fotovoltaicos.

Los colectores solares o paneles solares térmicos, se utilizan en las instalaciones de energía solar térmica. Estos tienen la función de subir la temperatura de un fluido por la radiación solar.

Ya sea usado a nivel doméstico, o industrial, un panel solar térmico presenta múltiples usos, como la climatización de piscinas, la preparación del agua para uso sanitario, creación de vapor, etc.

En cambio, los paneles fotovoltaicos están formados por células fotovoltaicas que tienen el objetivo de generar corriente eléctrica. También son este tipo de paneles los que están sujetos al impuesto al sol.

Panel solar híbrido, ¿para qué sirve?

El tercer tipo de paneles solares, el panel solar híbrido, es el resultado de cruzar los conceptos que definen los dos paneles anteriores. Éste no es más que una mezcla de un panel fotovoltaico junto a uno térmico que permite producir electricidad y calor simultáneamente.

¿Cómo elegir el panel solar adecuado?

Antes de elegir un panel solar u otro hay que tener en cuenta una serie de factores. Uno de ellos es conocer cuánta energía puede almacenar la batería que vaya a utilizarse, ya que la elección del panel solar deberá reponer la reserva de energía de la batería de acuerdo con su patrón de uso.

El compuesto de las células solares

Las células solares están compuestas por cristales de silicio, pudiendo encontrar en el mercado placas solares de origen monocristalino o policristalino. La diferencia entre ambos se encuentra principalmente en el rendimiento, siendo algo superiores los de origen monocristalino. No obstante, la diferencia entre ambos es muy pequeña, por lo que se ha estandarizado el uso del sicilio policristalino.

Conocer el voltaje antes de elegir un panel solar

Aunque lo conveniente es que el voltaje de la placa solar y la batería sean iguales, actualmente existen reguladores MPPT.

Las dimensiones de los paneles solares

Otro de los factores a tener en cuenta a la hora de elegir un panel solar es su tamaño. Relacionado con éste encontramos el número de células que componen el módulo solar. En este sentido podemos hablar de 36 células para paneles de poca potencia y 12V, 60 y 72 células para mayores potencias y 24V, e incluso 120 células para 60V. Lo normal es que a mayor número de células, mayor tamaño tenga la placa solar.

La resistencia del panel solar a condiciones climatológicas adversas

Aunque todos los paneles solares están diseñados para soportar condiciones adversas, algunas marcas deciden remarcar este aspecto y añadir en su ficha técnica que son capaces de aguantar vientos de hasta 130 km/h, 900kg de acumulación de nieve e incluso granizo de 35mm a 97 km/h.

Después de valorar todos estos factores, deberemos centrarnos en la potencia que requiera el panel solar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *