Cuando los propietarios de una vivienda deciden apostar por energías renovables como la energía solar para ahorrar en las facturas de la luz y cuidar el medio ambiente, es interesante valorar la opción de instalar una estufa de pellets. Ya que este método para generar calor en el hogar es el complemento perfecto para casas con panel solar o energía solar térmica.

¿Cuáles son las ventajas de la estufa de pellets?

Las estufas de pellets cada año conquistan más corazones, y no nos extraña, pues ofrecen multitud de ventajas. Y aunque en el norte de Europa llevan muchos años siendo populares, en España su auge es mas bien reciente.

Lo pellets son más ecológicos que los combustibles fósiles

Los pellets, el combustible de la estufa de pellets, están elaborados con desechos de madera como el serrín o las virutas. Estos proceden de residuos industriales, o de la agricultura, y posteriormente se conglomeran a alta presión para darle la forma de cilindros pequeños.

Al estar hechos de un material renovable como la madera (siempre que se consuma de forma sostenible), los pellets son más ecológicos que los combustibles fósiles. Además, hay que señalar que sus emisiones de dióxido de carbono, gas implicado en el cambio climático, son muy bajas. Y tampoco contiene azufre, por lo que también se evitan problemas de lluvia ácida.

Por otra parte, el origen del combustible de la estufa de pellets impide que esta madera se desperdicie y propicie incendios forestales.

Y tras su uso, las cenizas sobrantes de la combustión pueden tener una segunda vida como abono.

La estufa de pellets es más barata que la calefacción

Al igual que ocurre con el resto de energías renovables para el hogar, la estufa de pellets supone un gasto inicial mayor, pero que se amortiza en poco tiempo. Posteriormente, afrontado este gasto inicial, este tipo de estufas es bastante más barata de mantener, principalmente porque su combustible es más económico que otros combustibles como el gas, el gasóleo y la electricidad.

Además, la mezcla de pellets y sol permite al cliente ahorrar hasta un 50% de costes de calefacción en comparación con un sistema convencional.

El uso de estufas de pellets reduce la dependencia energética de otros países

El 80% de la energía que se consume en España se tiene que importar, principalmente el petróleo y el gas.

Con el empleo de energías renovables como la estufa de pellets esta balanza se equilibra un poco más. De hecho, la Asociación Española de Valorización Energética de Biomasa (AVEBIOM) estima que al usar 10 millones de toneladas de biomesa, se evita una importación equivalente a más de mil millones de euros al año en barriles de petróleo.

¿Cómo funciona una estufa de pellets?

Vistas algunas de sus muchas ventajas, quizá te interese conocer un poco más sobre cómo funcionan este tipo de estufas.

La estufa de pellets contiene un depósito donde se van almacenando los pellets. Al encender la estufa, un accesorio va trasladando este combustible a la cámara de combustión con la fuerza que el sistema de control eléctrico le proporciona.

Cuando los pallets llegan a la cámara de combustión de la estufa de pellets, estos se queman y emiten energía térmica y humos que se canalizan a través de una salida trasera.

¿En qué se diferencia una estufa de pellets de una estufa de leña tradicional?

Como acabamos de mencionar, las estufas de pellets requieren una conexión eléctrica y una salida de humos trasera conectada a una chimenea en el exterior.

Y aunque esto último lo tengan en común con las estufas tradicionales de leña, además de la necesidad de energía eléctrica, se diferencian de ellas en que las estufas de pellets son ventiladas.

Esto quiere decir que mediante un ventilador interno toman aire de la estancia, lo calientan, y lo devuelven. Esta transferencia por convección puede resultar otra ventaja frente a la estufa de leña tradicional, ya que permite que el ambiente se caliente más rápido.

Las estufas de pellets están automatizadas

Otra de las diferencias y ventajas de una estufa de pellets frente a una tradicional de leña, es que esta tienen un funcionamiento totalmente automático. Esto es así gracias al programador horario y termostato ambiente que llevan incorporado.

Además, estas estufas añaden un diseño muy agradable y acogedor a la vivienda.